Beneficios de estudiar en medio de la naturaleza

DSC_2123 como objeto inteligente-1
Los ocho secretos de la buena salud
06/04/2018

Beneficios de estudiar en medio de la naturaleza

cadep.edu.py Beneficios de estudiar al aire libre 2

¿Te has sentido alguna vez abrumado y estresado por la ciudad y todos los afanes que trae consigo? Tan solo basta con recordar el sonido de varias bocinas sonando al mismo tiempo en medio de una autopista repleta de autos que no avanzan, o un centro comercial a vísperas de una fecha festiva que presiona a la sociedad urbana a ser desmedidos consumidores. ¿Te lo imaginaste? Ahora piensa en el desarrollo de un niño en medio de este entorno.

Frente a este fenómeno social, es un alivio saber que en Paraguay aún existen áreas verdes y espacios libres como el campo para la recreación saludable del ser humano, el cual, además de darle distracción y paz, le proporciona salud. Pero el beneficio es mayor si lo comparamos entre el de un adulto y un niño. ¿Por qué? Pues un niño que está en desarrollo necesita recibir estímulos para despertar todas sus facultades y destrezas, las cuales surgen de manera más efectiva cuando se desenvuelve en medio de la naturaleza.

Autonomía y seguridad: La curiosidad es una de las cualidades más marcadas en los niños, la cual resulta ser fomentada en mayor intensidad cuando el infante se encuentra en un ambiente natural. De esta manera el niño explora, aprende, tiene menos miedos, desarrolla su independencia y tiene mayor facilidad de integración con el resto del mundo, a diferencia de un niño de la ciudad.

Mayor concentración: Está comprobado que exponerse a áreas naturales tiene un profundo efecto en la capacidad de concentración del cerebro humano, según un estudio del sociólogo Stephen Kaplan y un equipo de la Universidad de Michigan. Esto favorece al niño tanto personalmente como académicamente, pues la tranquilidad y ritmo pausado que es transmitido por el ambiente en el que él se desarrolla, también se ve reflejado en su quehacer diario.

Mejor aprendizaje: Estar en contacto con la naturaleza hace que los niños estimulen la mirada, despierten su imaginación, se hagan preguntas y tengan interés por cómo funcionan las cosas. Esto se debe a que se encuentran en la etapa en que la están construyendo su armazón neuronal, por lo que conviene proporcionarles todos los estímulos posibles. Por otro lado, las enseñanzas otorgadas, sumadas a la experiencia de vivir en el campo, hace que el niño relacione los aprendizajes y estos se vuelvan más significativos. Además, les será más fácil estudiar, sentirse responsables y satisfechos consigo mismos.

Los beneficios de vivir y estudiar en medio de la naturaleza son muchos, pero hace falta tomar mayor conciencia de ello. En tus manos cae la responsabilidad de ofrecerle a tu menor hijo la educación más pura y noble. Cada que pienses que la ciudad tiene mayores ventajas que las de vivir en el campo, recuerda que nuestro primer hogar fue el Edén y que la naturaleza fue diseñada por alguien que no se equivoca.

Claudia Vargas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>